S.A.R. Davit Bagrationi Mukhran Batonishvili

DSC00468

S.A.R.Principe Davit y S.A.R.Princesa Ana Bagrationi,
Familia Real de Georgia

Dinastia

Originariamente los Bagrationi provienen de la provincia históricogeográfica de Speri (actual Ispiri en Turquía). Es una provincia del extremo sudoeste del Reino de Kartli (Iberia) que durante siglos fue motivo de disputas y luchas fronterizas debidas al idioma y las composiciones étnicas de sus poblaciones, no obstante la región siempre fue georgiana.

Mas tarde una rama de los Bagrationi se asentó en la actual Georgia, otra en Armenia y una más en Hereti, obteniendo los representantes de esta familia el poder en todas las partes donde se asentaron.

El origen de los Bagrationi se remonta a los tiempos de David, el Rey de los judíos, y su poder establecido por Dios ha gobernado en Georgia durante siglos, compartiéndolo con la Iglesia Ortodoxa Georgiana. Los Bagrationi georgianos llegaron al poder a mediados del siglo VI, cuando los eristavis (gobernantes) de Kartli por “temor” a los conquistadores persas y bizantinos los eligieron como líderes dentro de su círculo.

Los Bagrationi forman la dinastía real más antigua de Europa. Han sido reyes desde el siglo VI, “reyes de los Kartvels” (georgianos) y desde el siglo IX. Compartiendo su pertenencia a la rama de los Parnavazianos su historia se inicia desde el siglo IV a. de C. La actual dinastía Bagrationi gobernó en Georgia desde comienzos del siglo IX hasta el principio del siglo XIX, gobernando durante un periodo de más de 10 siglos.

Durante este tiempo los mas notables representantes de la familia Bagrationi fueron Davit IV el Constructor (1089-1125) y la Santa Reina Tamar (1179-1213), tiempos en los que el Estado georgiano alcanzó la cima de su esplendor y poder.

A principios de la segunda mitad del siglo XV el R.U. de Georgia se dividió en tres reinos, el de Kartli, Kakheti y el de Imereti. Representantes de algunas ramas de la Casa Real de los Bagrationi ocuparon los diferentes tronos reales. El primer Rey del Reino de Kartli fue Constantino II (1479-1505), nieto del Rey Alejandro I de la Georgia unida (1412-1442), e hijo de Demetrio. La rama Mukharanbatonis de la Familia Real Bagrationi ocupó posteriormente el trono. Bagrat Mukhranbatoni puso los cimientos de esta rama. Era hermano del Rey de Kartli Davit X, y comandante de la región superior de Kartli.

La Casa Real de los Bagrationi ha contribuido en gran medida a la historia de la Iglesia Ortodoxa Georgiana. Los reyes de esta Casa Real se preocuparon mucho por fortalecer a la Iglesia Georgiana y persiguieron constantemente este objetivo. Durante siglos los Patriarcas y los Reyes vivieron en armonía. La Iglesia Ortodoxa ha canonizado entre otros a los Reyes Davit IV, a la Reina Tamar, a Demetrio II, a Luarsab II.

Numerosas generaciones se han educado bajo el ejemplo de sus obras y sus vidas espirituales. Los Bagrationi no sólo fueron reyes, sino también destacados religiosos y Patriarcas.

Algunos miembros de la Dinastía Bagrationi fueron entronizados como Patriarcas de la Iglesia Ortodoxa de Georgia: Su Santidad Davit II (1426- 1428), S.S. Davit V (1466-1479), S.S. Melchisedek II (1528-1552), S.S. Nikoloz VII (1584-1589), S.S. Domenti II (1660-1676), S.S. Domenti IV (1705-1741), S.S.Anton I (1744-1788), S.S. Ioseb (1769-1776), S.S.Anton II (1788-1811).

Todos los Reyes georgianos eran al mismo tiempo guerreros y por lo tanto comandantes en jefe de sus ejércitos. Sus representantes no sólo sirvieron valerosamente al fortalecimiento del estado de Georgia luchando por la independencia del país, tambien consiguieron logros significativos en el campo de batalla y en el terreno diplomático, y también hicieron mucho por el desarrollo de la cultura, la ciencia y la técnica en el país. Contribuyeron enormemente a la popularización de la física, la química, las matemáticas, la astronomía y en otras diversas ramas.

La Casa Real de los Bagrationi no sólo dio a Georgia extraordinarios líderes militares, políticos, estadistas, sino también científicos, filósofos, reformadores culturales y hombres públicos. En este último sentido, el siglo XVIII y el primer tercio del siglo XIX se distinguen especialmente extraordinarios eruditos georgianos como Vakhtang VI, Anton I, Ioanne, Davit, Teimuraz y Vakhushti Bagrationi que vivieron durante este último periodo y fueron desde el punto de vista histórico de la filosofía georgiana, las personas más significativas.

Las investigaciones de historiadores de la ciencia y la técnica sacan a relucir material totalmente inédito que muestra el trabajo creativo de los Bagrationi bajo una nueva luz en un aspecto desconocido para nosotros. Los análisis de este material muestran que los éxitos del pasado histórico en ciencia y técnica se asocian en su mayoría con la familia Bagrationi.

El Rey georgiano más destacado fue Davit IV Aghmashenebeli, conocido como el Constructor, que vivió entre los siglos XI y XII. Sus áreas de actividades fueron muy extensas, pero la medicina ocupó un lugar preferente. Davit IV fundó la Academia Gelati, donde se planificó un hospital y donde se enseñaba la medicina. Es interesante apuntar que Davit IV, dotado de una gran moral cristiana, visitaba a los enfermos, se preocupaba por ellos y los asistía personalmente. Davit IV no sólo fue reconocido por
su generosidad, sino también por su educación médica fundamental.

Los Bagrationi fijaron una sólida base en la historiografía georgiana y han contribuido en gran medida a la formación, elaboración y el desarrollo del derecho y la legislación seculares georgianas. En la Dinastía Bagrationi, las contribuciones de Bagrat Kurapalates, Davit IV Aghmashenebeli el Constructor, el Rey Giorgi el Espléndido, Vakhtang VI, el Rey Irakli I, Vakhtang Bagrationi, Davit, Ioanne y Teimuraz Bagrationi, cobran gran importancia respecto a las cuestiones de Estado y de derecho. Vakhtang VI
(1716-1724), legislador y experto en leyes, ocupa un lugar especial en la historia del derecho georgiano. Es denominado con razón “el Justiniano georgiano” y su obra “Corpus Juris Civilis” de Georgia.

En el siglo XIX Georgia perdió su independencia y los Bagrationi sufrieron las represiones más duras. Tuvieron que exiliarse casi todos a Rusia. Algunos fueron a otros países. Los representantes de la Familia Real georgiana encontraron refugio en la ciencia y el arte.

El Rey era el centro común que los unía en un concepto de vida. Para los georgianos el “Rey” era símbolo de estabilidad, de creencia en el futuro y de fe. El poder ruso lo sabía bien y tras la anexión de Georgia los representantes de la Familia Real Bagrationi tuvieron que exiliarse del país. Tras un corta independencia, de nuevo en 1921, los bolcheviques rusos volvieron a anexionar Georgia. En 1930 S.A.R. el Príncipe Giorgi Bagrationi fue arrestado. El escritor ruso Maksim Gorki se las ingenió para permitir que S.A.R. el Príncipe Giorgi Bagrationi y su familia emigrasen. Una de las hijas de S.A.R. el Príncipe Giorgi volvió a Tbilisi, pero fue arrestada y enviada a Siberia durante 8 años. Murió en 1992, y está enterrada en la Catedral de Svetitskhoveli (Mtskheta).

En 1940 S.A.R. el Príncipe Irakli Bagrationi se casó con la Condesa italiana Maria Antonietta Pasquini, con quien tuvo un hijo S.A.R. el Príncipe Giorgi Bagrationi. S.A.R. el Príncipe Irakli Bagrationi soñó toda su vida con volver a su patria. Su madre Elena Zlotnickaia- Bagrationi sentía lo mismo, e incluso le pidió a su hija, residente en Georgia, que le llevara tierra georgiana. Mariam Bagrationi llevó un puñado de tierra seca de la catedral de Svetitskhoveli a su madre en Madrid; Doña Elena guardaba esta tierra para cuando fuera enterrada, pero desgraciadamente se usó en el entierro de su hijo, quien murió en 1977 a la edad de 68 años.

El Patriarca georgiano S.S. Catholicos Illa II acababa de ser elegido el 24 de diciembre de 1977. El mismo día de su consagración como patriarca celebró las exequias de S.A.R. el Príncipe Irakli Bagrationi.

El 19 de agosto de 1995, el día religioso de la Transfiguración, S.A.R. el Príncipe Giorgi Bagrationi trasladó los restos de su abuelo y abuela a Georgia. SS.AA.RR. fueron enterrados en suelo patrio en el gran templo de Svetitskhoveli.

S.A.R. el Príncipe Giorgi Bagrationi nació en Roma durante el exilio de la Familia Real. S.A.R. el Príncipe Giorgi Bagrationi, conocido en España como Jorge de Bagration, fue un entusiasta del automovilismo internacional. Sus éxitos en el mundo de este deporte incluyen 13 Campeonatos de España y varios subcampeonatos en diferentes categorías.

Georgia consiguió la independencia de la Unión Soviética en 1991 tras décadas de opresión, independizandose incialmente como una republica pero cambiando su estatus al poco tiempo pasandose a denominar Estado de Georgia. Durante toda esta etapa los Bagrationi han mantenido su estatus Real, aunque sin poder político.

El Gobierno de Georgia reconoció la posición y los derechos de S.A.R. el Príncipe Giorgi Bagrationi como Jefe de la Casa Real y lo legitimó como Heredero de la Corona de Georgia. Este reconocimiento formal coloca a la Casa Real Bagrationi en una posición única entre las antiguas casas reinantes.

La Casa Real de Georgia emparenta entre otras Casas Reales con la Casa Imperial de Rusia o la Casa Real de Baviera. S.A.I.R. la Gran Duquesa María Vladimirovna Romanov de Rusia es tía segunda de S.A.R. Davit Bagrationi y la madre de S.A.I.R. Gran Duquesa María, S.A.I.R. la Gran Duquesa Viuda Leonida Georgiievna es princesa de la Casa Real Bagrationi.

El actual Jefe de la Casa Real y heredero de la Corona de Georgia es S.A.R el príncipe Davit Bagrationi Mukhran, quien se convirtió tras el fallecimiento de su padre en heredero dinástico y Jefe Soberano de la Casa Real de Georgia así como de todas sus Ordenes Dinásticas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>